miércoles, 31 de enero de 2018

AGENDA Enero 2018


Reunión del Programa de Apadrinamiento


La primera Reunión de 2018 de Apadrinamiento para el grupo de la Sierra centro y norte se llevó a cabo durante el mes de enero. Este Programa se desarrolla gracias al apoyo de la organización internacional Life for a Child de la Federación Internacional de Diabetes -IDF-, que dona insulinas e insumos, para niños y jóvenes con diabetes tipo 1 en situación de vulnerabilidad social o económica,  donde adicionalmente la FDJE como contraparte, realiza educación diabetológica, nutricional y seguimiento de los casos. 

El objetivo de este programa es ayudar a las familias a llevar un buen manejo de la diabetes tipo 1 y evitar el abandono del tratamiento por desconocimiento o falta de recursos económicos. 


Las familias beneficiarias firman un convenio con la FDJE en el cual se comprometen a visitar a su médico especialista, hacer el examen hemoglobina glicosilada cada tres meses,  reportar mensualmente los valores de glucemia y asistir a los eventos de capacitación en diabetes y nutrición. 

Esta actividad tuvo lugar el día sábado 27 de enero, en el Colegio Letort de Quito, institución que gentilmente nos apoya con sus instalaciones. 




Desayuno de Año nuevo para Líderes Juveniles 

El sábado 6 de enero reunimos a los líderes juveniles que nos apoyaron durante 2017 en nuestras actividades, para brindarles un cariñoso desayuno, como muestra de agradecimiento al trabajo voluntario que generosamente nos han dado. 

Gracias al tiempo solidario de nuestros líderes juveniles podemos extender nuestra capacidad de apoyo a todas las personas con diabetes tipo 1 en Ecuador.




lunes, 18 de diciembre de 2017

AGENDA diciembre 2017

Estuvimos en Latacunga con la Colecta "Ayuda a Verdaderos Superhéroes" 


Como último capitulo de la Campaña 2017, estuvimos este viernes 15 de diciembre en la ciudad de Latacunga realizando la Colecta "Ayuda a Verdaderos Superhéroes". Esta actividad incluyó sensibilización a la población sobre la diabetes tipo 1, estuvimos acompañados de nuestros líderes juveniles y familias de esta hermosa ciudad andina.

¡Gracias a todos los ciudadanos y medios de comunicación que nos apoyaron!
Gratitud  al apoyo de nuestros líderes juveniles y a las familias de este hermoso sector de la patria que contribuyeron con esta causa.




miércoles, 1 de noviembre de 2017

AGENDA Noviembre 2017

 “Ayuda a verdaderos Superhéroes” se centra en el Derecho a un Futuro saludable

En la tercera edición de la campaña “Ayuda a verdaderos superhéroes, la fundación Diabetes Juvenil Ecuador acoge la sugerencia de la Federación Internacional de Diabetes (IDF) de tratar el derecho de las personas con diabetes a tener un futuro saludable, y de visibilizar el derecho a la salud de la mujeres que viven con esta condición.  Se busca sensibilizar a la población sobre la importancia de un acceso asequible y equitativo a los medicamentos, las tecnologías esenciales de la diabetes, la educación y la información que necesitan para lograr resultados óptimos en el manejo de la diabetes y fortalecer su capacidad para prevenir riesgos.

De manera local, la FDJE quiere continuar con el empeño de sensibilizar sobre la realidad de la comunidad con diabetes tipo 1 en el Ecuador; concienciar sobre la importancia de la educación en el manejo adecuado y oportuno para evitar las complicaciones.

La FDJE ha reclutado a jóvenes universitarios para colaborar en esta campaña. Los voluntarios que participan este año en el evento tienen por objetivo mostrar datos impactantes sobre la diabetes  al público en general, y promover  la importancia de tener un cuidado adecuado de esta condición.  De manera simultánea se realizará una colecta pública en la que solicitarán donaciones en las calles en los distintos puntos de la ciudad de Quito, Guayaquil y Latacunga el próximo sábado 11 de noviembre. Los eventos de sensibilización sobre diabetes se hacen con motivo del Día Mundial de la Diabetes que se conmemora cada 14 de noviembre a nivel mundial. 
Los voluntarios estarán debidamente identificados con un chaleco azul, portando pancartas informativas  y las alcancías.  La recaudación que se obtenga se destinará al desarrollo de los programas y proyectos de educación en diabetes con énfasis en las familias más vulnerables y alejadas de las ciudades principales.  En la actualidad, la educación a los pacientes con diabetes es una de los pilares fundamentales para mantener adherencia al tratamiento y una buena calidad de vida. 


martes, 31 de octubre de 2017

La diabetes en mi mundo

Conviviendo con “Diabetes Tipo  Uno”
                                                                               Por Alicia Villalba Morales


Mi nombre es Alicia, madre de Juliana, una niña de cinco años, a la que diagnosticaron  Diabetes Tipo uno, cuando tenía dos años y cuatro meses, fue un golpe duro para nosotros cuando nos dieron la noticia, que mi hija de apenas dos añitos y cuatro meses tenía una enfermedad, que hasta ese día sabía que, afecta a las personas con mala alimentación, exceso de peso, sedentarios o por la edad avanzada, ahí fue cuando mi vida, nuestras vidas dieron un giro, cambiándolo todo ya que como familia nos afectó a todos.

Antes del diagnóstico, Juliana empezó a tener síntomas de diabetes, comenzó a tomar mucha agua, incluso empezó a mojar la cuna, después de haber dejado el pañal, tenía mucha hambre y la piel se tornó reseca y acartonada, fuimos al médico y nos indicó que era algo común, ya que estábamos en verano y eso era “normal”, según el médico, pero Juliana se sentía cada vez más decaída y fuimos a otro médico, después de practicarle pruebas de laboratorio y ver los valores altísimos de glucosa nos enteramos que nuestra pequeña hija tenía Diabetes tipo uno.



Juliana fue internada en el hospital, donde yo era una paciente más,  no me movía de su lado, al ver el manejo de la Diabetes con mediciones de glucosa e inyecciones de insulina a cada momento, mi vida se rompía al ver a mi pequeña, acostada en la cama del hospital. Me ponía muy triste, al principio no reaccioné de la mejor forma, ya que no podía entender... ¿Que había hecho mal?,  ¿por qué a mi hija y no a mi? Como adulto pensaba que era más justo, pero por qué a mi pequeña hija... No pasaba un día en el que no me hiciera las mismas preguntas, con el tiempo fui asumiendo que mi hija tenía una condición especial y que teníamos que adaptarnos a la misma, nuestra vida cambió, ahora debíamos tener un especial cuidado en la alimentación, adaptarnos a horarios y lo más difícil medir glicemia e inyectar insulina, no por la acción de hacerlo sino, porque miro a mi hija y me duele mucho más a mi, ya que para ella es algo normal,  pero con el tiempo nos fuimos acostumbrando, haciendo de la Diabetes de mi hija una forma de mejorar la vida de ella y también la nuestra.

Siempre habrá momentos de angustia, frustración e impotencia, mucho más cuando no podemos controlar los valores elevados de glucosa, cuando Juliana se enferma o cuando no calculamos bien las porciones de comidas, pero eso es el día a día de nosotros, los que tenemos diabetes tipo uno en casa.

Ahora que veo a mi hija, desenvolviéndose como cualquier niña de su edad, sin impedimento alguno, sé que la diabetes es una condición con la que se vive de forma normal y natural, con los cuidados que el caso amerita.

Cuando miro a mi pequeña hija, sé que estoy viendo a una persona a la que admiro por su valentía y su capacidad de enseñar a otras personas que la vida es hermosa.

(*) Madre de una niña con diabetes, ecuatoriana de 43 años, de profesión contable y administración, actualmente ama de casa. 


martes, 10 de octubre de 2017

La diabetes en mi mundo

La vida es un constante renacer
  
Por Roberto Gutiérrez (*)








Flor Juliana “debutó” como paciente de diabetes mellitus tipo uno, el 8 de agosto de 2014, con apenas dos años y cuatro meses de edad.

No era la primera vez que ella pisaba un hospital. Con un año ocho meses debió ingresar por dos ocasiones consecutivas en menos de 15 días a un quirófano y recibir anestesia general. El motivo, extraer de sus pulmones, por medio de un procedimiento cuasi-quirúrgico llamado “broncoscopía”, múltiples pedazos de maní que inhaló por accidente en uno de esos “berrinches” típicos de la primera infancia, de cuyo peligro mortal algunos padres suelen enterarse cuando ya es demasiado tarde.

Lección aprendida: Jamás dejar objetos pequeños ni alimentos –mucho menos maní o similares– al alcance de un niño en edad parbularia; aquello, combinado con una rabieta al intentar alguien quitárselos o iniciada por cualquier otro motivo, puede traer consecuencias fatales.

Tras la primera broncoscopía la niña fue dada de alta; sin embargo, en el primer chequeo el médico vio la necesidad de reingresarla. A tal efecto y como tratamiento preparatorio de una segunda intervención a cargo de un especialista neumólogo (que no estuvo presente en la primera), le fueron administrados corticoides a través de “nebulizaciones” realizadas cada cuatro horas y luego cada dos horas, durante tres o cuatro días.

Haber conseguido por fin limpiar los pulmones de nuestra niña (sin llegar a perforarlos y agravar el cuadro), fue sin duda un gran logro médico, un verdadero “milagro”. Flor Juliana “volvió a nacer”...
No obstante, es probable que los corticoides afectaran su páncreas y precipitaran la crisis de hiperglicemia, que a la vuelta de ocho meses llevó a nuestra hija de nuevo al hospital, esta vez por diez días.

Un detalle que pudiera ser relevante: a Flor Juliana no solían gustarle los dulces, hasta que el pediatra que le practicó la primera broncoscopía recomendó darle “helado” –dos o tres veces al día– para desinflamar sus cuerdas bucales y recuperar la capacidad de hablar que mi niña había perdido por completo.

Siempre nos preguntamos con mi esposa si acaso aquel episodio traumático no adelantó el aparecimiento de la diabetes mellitus tipo uno...

Y nos seguimos preguntando si acaso habría sido posible evitar o prevenir que la enfermedad apareciera. ¿Fueron los helados y los corticoides? ¿Pensábamos se ‘contagió’ en la guardería o por la picadura de algún ‘bicho’ casero? Son algunas de las preguntas que para nosotros no tienen –hoy por hoy– una respuesta cierta. Me dirán paranoico, pero tengo al menos una docena de hipótesis sobre posibles “factores desencadenantes”...

En cuanto al “debut”, probablemente todos los padres de niños con diabetes hemos vivido experiencias similares:

En primer lugar los síntomas desconcertantes: debilidad y mal genio constantes... Con frecuencia un primer diagnóstico, erróneo, nos prescribe medicinas que no surten efecto. La crisis se agrava y se desatan la sed compulsiva (polidipsia), las ganas de hacer ‘pipí’ a cada rato (poliuria); observamos a nuestro ser querido con la piel apergaminada, la respiración dificultosa y nos sentimos impotentes porque todo en casa es llanto y más llanto...

Al parecer, solo entonces se volvió inexcusable el examen serológico completo que encuentra la glucosa por las nubes. Del laboratorio de la empresa de medicina pre-pagada no tuvieron el comedimiento de avisarnos los resultados: una niña de dos años con cerca de 500 de glucosa no disparó ninguna alarma, ningún protocolo emergente... El lunes, al tomar la muestra, nos habían dado cita para que el próximo sábado el médico de turno evaluara los resultados. Era viernes y el estado de mi niña nos decía que no podíamos esperar un día más. Fui a buscar los exámenes, miramos con mi esposa los resultados y consulté por teléfono a un médico amigo. Fue él quien me ‘ordenó’ acudir inmediatamente a un consultorio especializado cerca de un conocido hospital.

Todo fue llegar y hacer una simple lectura de glucómetro... el aparato es incapaz de marcar lecturas por encima de 999. Pasamos directo al hospital por la estación de Emergencias: Flor Juliana estaba a punto de entrar en un coma diabético.

No lo hizo. Le empezaron a aplicar de inmediato a través de un suero la medicación necesaria y practicar nuevos exámenes. Luego la internaron y conectaron a un monitor permanente. Solo entonces empezó la lenta mejoría...

Fueron días de intensa angustia. Los amigos y familiares nos daban ánimos y esperanzas de tratamientos alternativos (de hierbas, de “limpias”; de dieta de huevo duro sazonado con “paico” y apio; de masajes con aceite en los pies hinchados y aplicación de compresas tibias en el abdomen distendido –muy efectivos ciertamente–; de ejercicios...).

Cada visita del médico tratante se convirtió en un curso intensivo sobre el cuadro clínico de la diabetes mellitus tipo uno: el equilibrio del “Triángulo de las tres A” (Alimentación, Actividad física, Ánimo); medición de glicemias, administración de insulina; la dieta, el conteo de carbohidratos, etcétera, etcétera...

Como un espejismo alentador le escuchamos hablarnos de la fase inicial, llamada “luna de miel”, con glicemias normales y mínimas dosis de insulina.

En el hospital, una de las visitas más gratas y alentadoras que recibimos fue la de los voluntarios de la Fundación Diabetes Juvenil Ecuador.

Por la corta edad de nuestra hija, las esperanzas de remisión completa sonaban promisorias en la voz de amigos, que con fe nos decían que habían escuchado que alguien le contó a alguien más, que “una señora” o “un doctor” de una ciudad de la costa quienes venían de vez en cuando a Quito, sabían tratar y curar estos casos.

En el mismo horizonte esperanzador, pero con ribetes más plausibles en el campo científico, invertimos todos nuestros ahorros en ensayar la medicina bioenergética: los tratamientos con células madre, la cámara hiperbárica, el electromagnetismo... Pero todo se diluyó en los límites económicos –y de todo orden– que la vida nos fue imponiendo, como el que mi esposa tuviera que dejar su trabajo para dedicarse a tiempo completo a cuidar a nuestra hija. Todo esto sin mencionar el incremento en los gastos permanentes.

La vida había dado un vuelco radical y había que asumir la nueva condición.
Permanece la esperanza en la ciencia, en la nanotecnología, en el anhelado milagro de la vacuna y la cura definitiva que un día no lejano serán descubiertas por un equipo científico en algún centro de investigación del primer mundo...

En el fuero interno –inalienable– permanece la fe, que nos asiste o no, que es fuerte o es débil, pero que es sobre todo eso: inalienable.

Lo importante es saber que nuestra hija estará bien, que con los cuidados de mamá y papá podrá llevar una vida normal, hacer de todo y lograr casi todo lo que se proponga.
En todo este tiempo la Fundación Diabetes Juvenil Ecuador nos ha ayudado muchísimo, por lo que guardamos sincera gratitud a sus personeros y voluntarios, todos ellos –y ellas– gente admirable por su compromiso y su constancia.

En julio pasado, Flor Juliana asistió por primera vez al “Campamento de Verano” que anualmente organiza la FDJE y estamos seguros que fue para ella una experiencia por demás positiva.

Entre todos los escenarios de enfermedades crónicas, el de la “diabetes infantil” parece ser uno de los más benignos; incluso se dice que el debut temprano es una ventaja, lo cual en más de un sentido es cierto. Todos los padres de niños con diabetes conocemos el laberinto inicial de angustia y zozobra, incertidumbre e insomnio por el que hemos tenido que transitar, Y sabemos lo que significa sobrellevar esta condición particular que será parte de nuestras vidas, hasta cuando se encuentre la vacuna y la curación definitiva.

Sabemos que esta “patología autoinmune” aparece cuando por acción de un factor desencadenante –que no se sabe a ciencia cierta si es genético o viral o de otra índole misteriosa– el organismo decide atacar a las células beta del páncreas y anular la capacidad que estas tienen de producir insulina.

Hace poco en la Deutsche Welle pasaron un reportaje sobre una doctora alemana que, teniendo ella misma diabetes tipo uno, estudió medicina para poder ayudarse y ayudar a los demás. Ella decía que la mal llamada “diabetes mellitus tipo uno” debiera tener otro nombre, para que jamás se la vuelva a confundir con la diabetes tipo dos, la que se presenta en adultos y está asociada al sedentarismo, el sobrepeso y los malos hábitos alimenticios.

Es de esperarse que todo esto sea tenido en cuenta por los organismos de la salud pública y así poder mejorar a escala nacional la detección oportuna y el manejo adecuado de la diabetes mellitus tipo uno, también conocida como “diabetes infantil”. Esta no se “previene” y mucho menos se “cura” con las habituales campañas que aconsejan moderar el consumo de azúcar. En el caso de la diabetes infantil (tipo 1) se necesita una política específica de salud pública que permita salvar las valiosas vidas de nuestros niños, hoy probablemente desatendidos, sobre todo entre las familias de escasos recursos de las zonas marginales –rurales y urbanas– del país.


(*) Padre de una niña con diabetes tipo 1, ecuatoriano de 57 años  y sociólogo de profesión.  

miércoles, 4 de octubre de 2017

AGENDA octubre 2017

Campaña "Ayuda a Verdaderos Superhéroes"


El concepto general de la campaña es resaltar la valentía que tienen los niños, adolescentes y jóvenes con diabetes tipo 1 para medirse la glucosa e inyectarse insulina varias veces al día, durante toda su vida. Por esta razón, se hace referencia a que son verdaderos superhéroes. 

Sin embargo,  este año al tener el eslogan “Nuestro derecho a un futuro saludable”, se busca sensibilizar a la población sobre la importancia de un acceso barato y equitativo a insulinas, insumos y tecnologías esenciales de la diabetes, la educación y la información que necesitan esta población para lograr resultados óptimos en el manejo de su diabetes,  y así también fortalecer su capacidad para prevenir riesgos. Todo esto se transmitirá a través de una campaña comunicacional previa. 

La FDJE invita a los jóvenes de Quito, Guayaquil y Latacunga a unirse como voluntarios para llevar adelante la campaña 2017. 



¡Conviértete en nuestro Aliado! 
Camina con nosotros para mejorar la vida de niños y jóvenes con diabetes tipo 1. 

Regístrate como voluntario en este enlace:https://docs.google.com/forms/d/e/1FAIpQLScp00yS16-0HHbdJFG8_yw4HoYzk1_BmnQVzF61X_tkJ0aadw/viewform y súmate a la campaña de sensibilización y colecta anual "Ayuda a verdaderos superhéroes" por el Día Mundial de la Diabetes. 


martes, 19 de septiembre de 2017

AGENDA septiembre 2017



Visita de cooperación al Ecuador del Dr. Juan Sánchez

Con base al convenio entre la organización Life for a Child  y la Fundación Diabetes Juvenil Ecuador (FDJE) que mantiene desde 2010, nuestra fundación se benefició de la visita de cooperación del Dr. Juan Sánchez, pediatra endócrino de origen puertorriqueño que ejerce la medicina desde hace muchos años en prestigiosos hospitales de Estados Unidos.  El Dr. Sánchez tiene 20 años de amplia experiencia profesional y también es docente, actualmente trabaja en los Hospitales  de Indianapolis, Estados Unidos: Riley Hospital for Children e Indiana University Hospital. 

En esta visita, la FDJE organizó varios espacios y públicos que se beneficien de los conocimientos, así como intercambio de experiencias con otros profesionales de la salud de hospitales públicos y privados en tres diferentes provincias del Ecuador.  

La visita del Dr. Sánchez alcanzó a un total de  560 beneficiarios directos en Ecuador. 

Hospital de Especialidades Eugenio Espejo de Quito

El Dr. Juan Sánchez, participó con una charla sobre "Obesidad y diabetes tipo 2 en niños, la nueva epidemia" dirigido a profesionales de la salud y estudiantes de medicina en el marco de la 4ta. edición de las Jornadas de Endocrinología del Hospital Eugenio Espejo de la ciudad de Quito.

Adicionalmente, la FDJE estuvo presente con un stand, donde se compartió con los asistentes información sobre diabetes tipo 1, plato saludable y conteo de carbohidratos.
Esta actividad se desarrolló el día lunes 25 de septiembre en horas de la mañana. 



Conversatorio con padres en Guayaquil

Para la tarde del día 25 de septiembre, el Dr. Sánchez se trasladó junto con parte del equipo técnico de la Fundación Diabetes Juvenil Ecuador hacia la ciudad de Guayaquil donde mantuvo un Conversatorio con los padres y jóvenes con diabetes tipo 1 del puerto, muchos de ellos beneficiarios del Programa de Apadrinamiento que mantiene la FDJE, gracias al apoyo de Life for a Child. 

El encuentro se realizó en las instalaciones de los Laboratorios Roche quienes facilitaron su sala de reunión para el caso.  






Taller en Hospital General Liborio Panchana, provincia de Santa Elena

El día martes 26 de septiembre se llevó a cabo el Taller: "Manejo Integral de Diabetes tipo1, alimentación y calidad de vida" en el Hospital General Liborio Panchana Sotomayor de la ciudad de Santa Elena.  El Dr. Sánchez compartió sus conocimientos con los profesionales de la salud del hospital y también de atención primaria. Como complemento a la charla, el equipo técnico de la FDJE presentó a los asistentes aspectos nutricionales, sociales y los lineamientos del Programa de Apadrinamiento para la población con DM1 de Santa Elena.  

Este evento fue posible gracias a la coordinación entre autoridades del Ministerio de Salud Pública de la zona de planificación 5, los funcionarios del Hospital  y la Fundación Diabetes Juvenil Ecuador. 

El objetivo de este tipo de intercambio de experiencias es contribuir a dimensionar la  problemática de la diabetes tipo 1 en Ecuador y fomentar acciones en las instituciones de salud pública  que permitan mejorar la calidad de vida de los niños, adolescentes, jóvenes y adultos que viven con esta condición.


Conversatorio con padres en Santa Elena

En horas de la tarde el Dr. Sánchez y el equipo técnico de la FDJE se trasladó hasta la comuna Valdivia en el cantón Santa Elena donde se reunió con los padres de niños y jóvenes que se benefician del Programa de Apadrinamiento en este sector. Todos los participantes compartieron con el profesional sus inquietudes, las cuales fueron debidamente aclaradas y reflexionadas en conjunto. El Dr. Sánchez tuvo la oportunidad de conocer y revisar algunos de los casos y hacer importantes recomendaciones a los padres.

Este tipo de experiencias promueven el empoderamiento de las familias y contribuyen a  manejar adecuadamente la diabetes tipo 1. 

Como ya es costumbre, la organización local Futuro Valdivia brindó su valioso apoyo logístico; en esta ocasión  su representante Mónica Steffel  ayudó a gestionar el local para realizar la reunión.   

Visitas domiciliarias casos en Santa Elena

El día miércoles 27 de septiembre se programaron algunas visitas domiciliarias a personas con diabetes tipo 1 con mayor grado de vulnerabilidad, sea por razones sociales o económicas. El Dr. Sánchez pudo tener un acercamiento a la situación social, ambiental en la que estos pacientes se desenvuelven. En Ecuador muchas veces la diabetes tipo 1 se enlaza con la pobreza, la exclusión, el poco acceso económico o geográfico, factores que dificultan la adherencia al tratamiento. El enfoque de la intervención que realiza la FDJE consiste en mirar de manera integral el entorno y conocer los detalles de cada caso para aportar en lo posible a mejorar la calidad de vida de estas personas,  o en su defecto,  gestionar a través de alianzas con otras instituciones apoyos específicos. 


Hospital General Docente de Calderón

De regreso a la ciudad de Quito, el día jueves 28 de septiembre tuvo lugar la charla en el Hospital General Docente de Calderón, ubicado en el norte de Quito, una zona de alto crecimiento demográfico.  El tema desarrollado fue  "Reglas de oro de la insulinización al paciente con diabetes tipo 1" y se dirigió a los profesionales de la salud de este hospital, así como a los estudiantes de medicina que realizan el internado rotativo. El Dr. Sánchez compartió  su profunda experiencia en el tratamiento de niños y adolescentes con diabetes tipo 1. 


Cabe mencionar que el Hospital de Calderón ha demostrado mucha apertura para contribuir a visibilizar las necesidades de las personas con DM1;  gracias a la aprobación de las autoridades del hospital y en particular debido al interés y la significativa  gestión del Dr. Guerrero, endocrinólogo y docente de esta entidad. 

Conversatorio con Sociedad Ecuatoriana de Pediatría

En horas de la noche del día jueves, se efectuó la charla: “Manejo de cetoacidosis en diabetes tipo 1”, dictada por el Dr. Juan Sánchez. El auditorio estuvo compuesto por miembros e invitados de la Sociedad Ecuatoriana de Pediatría, entidad del sector privado de carácter científico y gremial que impulsa el progreso científico y profesional de sus asociados.

La reunión tuvo lugar en el auditorio del Edificio CITIMED.  La FDJE agradece el consentimiento,  oportuna convocatoria y logística brindada por el Dr. Francisco Xavier Jijón, presidente de esta entidad para la ejecución del evento.




Hospital San Francisco del IESS

Como parte de la visita de cooperación del Dr. Juan Sánchez, el día viernes 29 de septiembre se organizó en coordinación con el Hospital San Francisco de Quito del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) una charla sobre “Manejo de cetoacidosis en pacientes con diabetes tipo 1”. El prestigioso endócrino pediatra compartió su dilatada experiencia con los profesionales de pediatría y neonatología de este hospital. 

San Francisco es un hospital joven que sirve a un extenso sector de  familias afiliadas al IESS de Carcelén y sectores aledaños al norte de Quito. 

Esta charla fue posible gracias a la aprobación de la Coordinación de Docencia del hospital, y  representa un primer acercamiento a esta institución. La FDJE agradece el interés y amabilidad  de los profesionales de este hospital. 

Conversatorio con Padres de Quito 

El Colegio Letort de Quito fue el sitio de encuentro entre los padres de niños y jóvenes con diabetes tipo 1 de la FDJE y el Dr. Juan Sánchez. El evento se realizó el sábado 30 de septiembre con el objetivo de revisar junto a la comunidad DM1 de Quito “Las  Herramientas para lograr una mejor adherencia al tratamiento”, en este encuentro los padres también tuvieron la oportunidad aclarar  sus inquietudes y adquirir nuevas capacidades para tener un mejor manejo de la condición diabética de sus hijos.  

La comunidad con DM1 de Quito se benefició recibiendo prácticos consejos para un buen  cuidado y al mismo tiempo el Dr. Sánchez hizo énfasis en la importancia de promover  la adquisición progresiva de autonomía por parte de los niños y jóvenes con esta condición. 

La FDJE agradece el apoyo reiterado por parte de las autoridades del Colegio Letort facilitando sus instalaciones para las diversas actividades que realiza la fundación.  




CM/DPC-FDJE 2017






INVITACIÓN CHARLA SOBRE DIABETES TIPO 1


La Fundación Diabetes Juvenil Ecuador tiene el agrado de invitar a los padres de niños con diabetes tipo 1 a participar en la charla "Herramientas para una mejor adhesión al tratamiento: punto de vista médico" que dictará el Dr. Juan Sánchez, pediatra endócrino de los siguientes hospitales en Estados Unidos: Riley Hospital for Children, Methodist Hospital, Indiana University - Pediatric Specialty Service Indianapolis, IN y Wishard Hospital- Eskenazi  Medical Staff, Pediatric Service, Indianapolis, IN. 


Este especialista viene a nuestra fundación gracias al auspicio del  Programa de IDF Life for a Child y su charla será una gran oportunidad para mejorar nuestro conocimiento sobre diabetes. 

Este evento es gratuito y tendrá lugar el día sábado 30 de septiembre en las instalaciones del colegio Letort (Calle Álamos y Guayacanes, sector San Isidro del Inca) de 9h00 a 11h00. 

Los interesados pueden inscribirse por correo electrónico: diabetesjuvenilecuador@hotmail.com o llamando a la FDJE (02) 2447140 /  2462439. 

¡Recuerde que debido al espacio, los cupos son limitados!